Bosco, Jerónimo

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
Jump to navigation Jump to search
Bosco, Jerónimo (Jheronimus van Aken)
normal
Especialidad Pintor
Nacimiento h. 1450 S'Hertogenbosch (Países Bajos)
Fallecimiento 1516 Bois le Duc (Países Bajos)
Cronología XV-XVI
Ciudad de trabajo Madrid, El Escorial (Comunidad de Madrid), La Granja (Segovia, Castilla y León), Valencia (Comunidad de Valenciana)
Ubicación en el diccionario Tomo 1, Página 172, Letra Letra B, Grupo Grupo BO
Referencia bibliográfica *P. Silva Maroto, "museodelprado.es", en El Bosco. Accesible en: https://www.museodelprado.es/coleccion/artista/el-bosco/c9716e4a-4c24-44dd-ac65-44bc4661c8b5 (consultado en 25/05/2021)


Bosco, Bos ó Boch (Jerónimo) [Jheronimus van Aken] pintor. Las muchas obras que hay de su mano en España, todas en tabla y algunas de gran tamaño, hacen creer haya venido a este reino.

Nació en Bois-le-Duc o Bol-Duc, ciudad de los países bajos en el Bravante holandés a últimos del siglo XV. El padre Orlandi y otros escritores dicen que adoptó su extraordinario modo de pintar en el Escorial; pero don Felipe de Guevara, gentilhombre de boca del emperador Carlos V, hace memoria de él en sus comentarios, que escribió a mediados del siglo XVI, cuando no se había principiado aquel monasterio, y hablando de sus obras dice que ya tenían pátina o rancio.

El padre Sigüenza nunca indica haberle conocido. Le compara a Merlín Cocayo, autor de la poesía macarrónica que inventó por no poder igualarse a Virgilio, Terencio, Séneca y Horacio, sucediendo lo mismo al Bosco con sus extrañas y originales invenciones, que abrió un camino no trillado, pues no podía por el común y conocido llegar adonde habían rayado Rafael de Urbino, Miguel Ángel y otros profesores sus contemporáneos. Este sabio escritor divide sus pinturas en tres clases: pone en la primera los asuntos devotos de la vida y pasión de Jesucristo, en la que no se hallan monstruosidades ni disparates, sino fiereza y fealdad en los rostros de los sayones, escribas y fariseos, y mucha furia en sus afectos: en la segunda tentaciones de san Antonio Abad, y otros asuntos de infierno y purgatorio, en los que sí usó de quimeras, monstruos, animales, dragones, aves y otras espacies arbitrarias para representar el horror y el espanto; y corresponden a la tercera las pinturas simbólicas y misteriosas, llenas de grandes moralidades, sobre los vicios de la vida humana; de manera que como otras representan al hombre por defuera, estas le describen por dentro o en sus pasiones.

Había en la primera sala del palacio del Pardo el año de 1582, como dice Argote de Molina en el libro de la montería del rey don Alonso, ocho tablas de su mano, que perecieron en el incendio de aquella fábrica. Una representaba un extraño muchacho que había nacido en Alemania y a los tres días parecía tener siete años: era feísimo de cara y talle, daba admiración el verle, y se figuraba a su madre envolviéndole: las otras siete eran tentaciones de san Antón.

El dibujo y formas de estas obras van por el gusto gótico o alemán, y el colorido por el flamenco: no hay gran acorde en los colores, ni diafanidad en los lejos. Gori dice en su diccionario de grabadores haber grabado el Bosco muchas láminas en pequeño con cuidado y verdad; y el citado Guevara afirma, que no son suyas todas las monstruosidades que le atribuyen, sino de otros pintores, que habiendo visto la estimación que tenían sus obras en Flandes, procuraron imitarlas con desvariadas invenciones, creyendo que en esto sólo consistía la semejanza; y para lograr mejor despacho contrahacían su firma o marca, y las ahumaban a las chimeneas: añade, que hubo entre estos un discípulo del Bosco con más habilidad, que por devoción al maestro o por acreditar sus obras, puso en ellas el nombre de Bosch; y estas se deben apreciar más que las de los otros, porque más se ha acercado a su maestro en las invenciones y moralidades, en el buen aire de sus figuras y en el colorido. Las más conocidas del Bosca en España son las siguientes:

ESCORIAL

Monasterio de San Lorenzo

-En la galería, llamada de la infanta, una tabla que representa la creación del hombre, el estado brutal en que le convierten sus vicios, y el fin y paradero que tiene: hay en ella varias figuras de cuadrúpedos, sierpes, peces, etc.; y otras dos que contienen otros asuntos morales. En la iglesia vieja la famosa tabla, que se dice de Omnis caro fanum [ carro del heno ]. Representa un carro de heno tirado de siete bestias, con mujeres encima, tañendo instrumentos, y una fama publicando sus glorias: le rodean personas de todas clases y edades, que se afanan por subir a él con escaleras y garfios, y otras caen precipitadamente de lo alto entre las ruedas. En frente de esta tabla está un oratorio con puertas, que figura la adoración de los Reyes [ epifanía ]. En un poste del arco, que comparte la capilla del colegio está un Señor [ Cristo ] con la cruz a cuestas, acompañado de sayones, que tienen trajes y fisonomías extrañas, y en el cuarto en que espiró Felipe II un Cristo entre resplandores pintado en un círculo con un letrero, que dice: Cave, cave, Dominus videt: contiene además esta tabla otras varias historias ingeniosas, que representan los siete pecados mortales, y los novísimos en otros cuatro círculos que están en los ángulos. Y una coronación de espinas con figura; de medio cuerpo y del tamaño del natural en la pieza que era antes secretaría de Estado.

MADRID.

Buen Retiro

-En una pieza de paso un matrimonio y una borrachera con figuras ridículas: más adelante una bajada de Cristo al limbo, en que hay figuras caprichosas de diablos; y en el que fue cuarto del infante don Luis varias repeticiones de algunos de los cuadros anteriores.

Casa del Campo.

-Otras dos de las que representan el carro de heno, y la creación del hombre.

Zarzuela. Casa del Rey.

-Algún otro [ cuadro ] original de su mano.

SAN ILDEFONSO.

Palacio.

-En la segunda pieza del cuarto bajo un cuadro de muchas figuras pequeñas, que representa el triunfo de la muerte.

VALENCIA.

Santo Domingo

-Dos tablas grandes en dos altares de la capilla llamada de los Reyes. La primera es la coronación de espinas, repetición de la que está en el Escorial, la segunda representa al Señor [ Cristo ] atado y llevado por los soldados.

Guevara, Padre Sigüenza, Butrón, Felibien, Padre Orlandi, Gori, Ponz.

(Tomo I, pp.172-177)


Consulta <Bosco, Jerónimo> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Obras actualmente documentadas

Obra Técnica Cronología Localización actual Imagen
Adoración de los Reyes (epifanía) - Bosco, Jerónimo Óleo sobre tabla h.1495 Museo del Prado
7Z1GB96DX59ND4S.jpg
Carro de heno - Bosco, Jerónimo óleo sobre tabla 1495-1500 Museo Nacional del Prado
814DR1T8KCJGB0R.jpg
Omnis caro fanum (carro del heno) - Bosco, Jerónimo óleo sobre tabla ''Museo del Prado'' ''''''
TTA66HLQ86173J0T.jpg

Autores relacionados por Grupo BO[edit]