Duque Cornejo, Pedro

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
Jump to navigation Jump to search
Duque Cornejo, Pedro
normal
Especialidad Escultor,Pintor
Nacimiento 1678 Sevilla (Andalucía)
Fallecimiento 1757 Córdoba (Andalucía)
Cronología XVII-XVIII
Ciudad de trabajo Sevilla, Granada, Madrid
Ubicación en el diccionario Tomo 2, Página 21, Letra Letra D, Grupo Grupo DU
Referencia bibliográfica *C. García-Hidalgo Villena, "Real Academia de la Historia, DB-e", en Pedro Duque Cornejo. Accesible en: http://dbe.rah.es/biografias/16858/pedro-duque-cornejo (consultado en 14/06/2021)


Duque Cornejo (don Pedro) escultor y pintor. Nació en Sevilla el año de 1677, y fue discípulo de Pedro Roldán, a quien no imitó en la sencillez de sus estatuas, ni en la del adorno; con todo, logró crédito y buen nombre en su patria, de manera que cuando se construyó el retablazo [ retablo ] del sagrario de aquella catedral el año de 706 por Jerónimo Barbas, y los órganos que están sobre el coro el de 724 por Luis de Vilches, se puso por condición precisa en las contratas que Cornejo había de ejecutar las estatuas, angelotes y medallas. Trabajolas en efecto con morbidez y buenos paños, pero con actitudes violentas y afectada, que en cierto modo corresponden a la confusión y algazara de aquellas obras, en las que la imaginación más descabellada usó de toda la libertad que había dictado el mal gusto. Cornejo que debía de haber despreciado estos modelos, los adoptó con extraordinario empeño en los retablos que hizo después, y en pocos años difundió el gusto Riberesco en la Andalucía, que acabó de propagar Cayetano Acosta, como se ha dicho en su artículo.

Se obligó en 20 de mayo de 725 a ejecutar los pabellones, ángeles y estatuas del sagrario de la cartuja del Paular por varios precios, que se fijan en la contrata, y otras doce estatuas de santos para los altares y nichos de la capilla del mismo sagrario, con la condición de trabajarlo todo en aquel monasterio, en donde á él, y a cuatro o mas oficiales se les había de dar de comer, camas y demás asistencia, como también la madera, clavos, cola, y lo que fuese necesario, y aun colores, pues que Cornejo se obligaba a encarnar y estofar las doce estatuas de los altares y [ estatuas ] nichos, y se le había de pagar por cada una 3o doblones.

Cuando Felipe V pasó a Sevilla, estaba ya de vuelta en aquella ciudad, y mereció que la reina le nombrase su estatuario de cámara. Vino con S. M. a Madrid, y entonces trabajó varias obras; pero habiéndosele frustrado las esperanzas de ser escultor de cámara del rey con la muerte de aquel soberano, se volvió a Sevilla, donde se conservó con la misma estimación y aun mayor que antes.

Pasó después a Granada a trabajar las estatuas de la capilla de nuestra señora de las Angustias; y el cabildo de la catedral de Córdoba le llamó para la traza y ejecución de la sillería de su coro y de los púlpitos, que trabajó en caoba con suma prolijidad de adornos y medallas; y a poco tiempo de haber concluido esta obra falleció en aquella ciudad.

El cabildo le honró con suntuoso funeral sepultura entre el coro y capilla mayor aquella santa iglesia, poniendo en la losa la siguiente inscripción:

Aquí, yace D. Pedro Duque Cornejo, estatuario de cámara de la reyna nuestra señora : varon de singular bondad y sencillez; célebre profesor de la arquitectura; Pintura y escultura. Hizo la sillería del coro de esta santa iglesia, que concluyó con su vida año de 1757 a los ochenta de su edad. Requiescat in pace.

Lo de célebre en la arquitectura alude a los malísimos retablos que hizo, y en la pintura, por haberla ejercitado al óleo y al fresco: del primer género tenemos pruebas en varios cuadros, que están en la celda prioral de la cartuja de santa María de las Cuevas, que representan a san Bruno y a otros monjes [ cartujos ] de la orden; y del segundo en la escalera principal del Monasterio de San Jerónimo de Buenavista, en cuya bóveda figuró un trozo de arquitectura con estatuas y otros adornos con inteligencia en la perspectiva. Y para ser general en todas las artes del diseño grabó al agua fuerte una estampa, que representa a santo Domingo de Silos en gloria, a quien adoran santo Domingo de Guzmán y otras figuras.

Tuvo mucha facilidad en la invención, por lo que se conserva gran número de sus dibujos en Sevilla, que hacia para los plateros y otros artistas, sobre papel blanco y con tinta de china tocados con la pluma. Las obras públicas que conozco de su mano son las siguientes:

SEVILLA.

Catedral.

-Las estatuas en mármol del retablo de nuestra señora [ virgen ] de la Antigua, que representan el Salvador [ Cristo ], san Joaquín y santa Ana, san Juan Bautista y el [ san Juan ] Evangelista, las virtudes teologales [ Fe, Esperanza y Caridad ] y unos mancebos. Las puertas de unos grandes armarios en la sacristía mayor con relieves de santas mártires, y unas medallas en otro grande armario, que está en la antesacristía, en el que se guardan las piezas del altar de plata: entre ellas hay estatuas y bustos de santos, ejecutados por modelos suyos. La citada escultura de los dos órganos: la del altar mayor de la capilla del sagrario, que consta de estatuas mayores que el natural, y representan a san Clemente en un trono de nubes con ángeles mancebos, una [ Inmaculada ] Concepción más arriba en otro de ángeles niños, los santos arzobispos [ de Sevilla ] [ san Leandro, san Isidoro ] de aquella diócesis, san Pedro y san Pablo, los dos santos Juanes, [ san Juan Bautista ] y [ san Juan Evangelista ], santa Justa y santa Rufina, varias figuras alegóricas sobre zócalos, y en lo más alto, fuera del retablo y en medio del arco toral, una grandísima estatua del Padre eterno en otro trono de ángeles y nubes; y finalmente la Virgen con el niño, un crucifijo [ Cristo crucificado ] con la Magdalena, y otras estatuas de mármol en los colaterales de la citada capilla.

San Felipe Neri.

-Todas las estatuas del altar mayor, excepto la virgen de los Dolores.

Colegiata del Salvador.

-Las: santa Justa y [ santa ] Rufina con la giralda en el medio, que están en el primer retablo del lado de la epístola.

San Gil, parroquia.

-La estatua de la virgen del Rosario en su altar.

Clérigos menores.

-La de vestir del beato Francisco Caracciolo. De esta clase de estatuas hay muchas [ estatuas de vestir ] en Sevilla de su mano para las procesiones.

Convento de San Diego, antes noviciado de jesuitas.

-Las de san Ignacio, san Francisco Xavier [ Javier ] y de otros santos en sus altares.

SANTA MARÍA DE LAS CUEVAS

Cartuja

-La de san Bruno de plata del tamaño del natural por modelo de Cornejo: dos malísimos retablos con sus estatuas en la capilla del Cristo; y las citadas pinturas en la celda prioral.

PAULAR.

Cartuja.

-Además de los pabellones, ángeles y estatuas de profetas, evangelistas, arcángeles y virtudes del sagrario, otras seis en la primera pieza del mismo sagrario colocadas en retablos, que representan a san Pedro, la Magdalena, san José, san Juan Bautista, san Pablo y santa Bárbara; y otras seis en la segunda, que son san Juan Evangelista y Santiago el mayor en otros dos altares, y en cuatro nichos san Bruno, san Hugón, san Antelmo y san Esteban.

GRANADA.

Las Angustias.

-Un apostolado [ doce apóstoles ] mayor que el tamaño del natural en el cuerpo de la iglesia.

CÓRDOBA.

Catedral.

-La citada escultura del [ sillería ] coro y púlpitos.

Archivo de la Catedral de Sevilla, Archivo de la Cartuja del Paular, Ponz, Noticias de Sevilla

(Tomo II, pp.21-26)

Consulta <Duque Cornejo, Pedro> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Obras actualmente documentadas

Obra Técnica Cronología Localización actual Imagen
Santos arzobispos (de Sevilla) - Duque Cornejo, Pedro Madera policromada 1741 - 1741 Catedral
20X1Q71M0JH251IP.jpg

Autores relacionados por Grupo DU[edit]