Palomino Fernández de la Vega, Juan Bernabé

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
Jump to navigation Jump to search
Palomino Fernández de la Vega, Juan Bernabé
normal
Especialidad Pintor,Grabador de láminas o en dulce
Nacimiento 1692 Córdoba (Andalucía)
Fallecimiento 1777 Madrid
Cronología XVII-XVIII
Ciudad de trabajo Madrid
Ubicación en el diccionario Tomo 4, Página 27, Letra Letra P, Grupo Grupo PA
Referencia bibliográfica *M.P. García Sepúlveda, "Real Academia de la Historia D.B-e", en Juan Bernabé Palomino Fernández de la Vega. Accesible en: https://dbe.rah.es/biografias/19331/juan-bernabe-palomino-fernandez-de-la-vega (consultado en 17/09/2021)


Palomino (don Juan Bernabé) grabador de láminas y pintor. Nació en Córdoba el día 15 de diciembre del año 1692. Luego que tuvo la edad competente para dedicarse a la pintura su tío don Antonio Palomino y Velasco le hizo traer a Madrid a su compañía, y prontamente dio pruebas de su talento y buenas disposiciones para esta profesión. Hizo en ella grandes progresos, ayudando al tío en muchas obras hasta el año de 726, que por su muerte se volvió a Córdoba. Se dedicó allí con mucho empeño y extraordinaria aplicación a grabar a buril sin otro maestro que las estampas de los mejores autores extranjeros que procuró copiar e imitar; bien que en este género ya había dado relevantes pruebas en Madrid, cuando grabó las láminas [ estampas ] del segundo tomo del Museo Pictórico de su tío. Y como hubiese grabado en Córdoba con mucho acierto el retrato de Luis XV, rey de Francia, agradó tanto a Felipe V, que mandó que volviese a la corte inmediatamente a grabar los planes de la jurisdicción de Madrid. Desde entonces principiaron a verse estampas grabadas en España con más limpieza y regularidad que antes, y trabajó muchísimas con aplauso y estimación [ Emperadores del Perú, Catafalco de Felipe V, ].

Cuando se estableció la Real academia de San Fernando se contó con su mérito para ser uno de sus directores, y como tal concurrió su apertura el año de 752. En el siguiente la academia le señaló tres discípulos para que los enseñase en su casa, en la que se formó una escuela en beneficio del grabado, que hizo progresivamente conocidos adelantamientos con el celo de tan vigilante y estudiosa maestro. Así lo entendió el rey, cuando en atención a estos servicios le nombró su grabador de cámara, y la academia de san Carlos de Valencia, cuando le remitió el titulo de su individuo de mérito.

Acabó su honrosa carrera en Madrid en el mes de febrero de 777 a los 85 de edad, grabando y pintando hasta los últimos instantes de su vida con vigor y aplicación como en su juventud, dejando un ejemplo de constancia a sus discípulos y demás profesores. Se conserva en la real academia de San Fernando [ en la calle de Alcalá ] una cabeza a pastel muy bien pintada de su mano.

Seria muy difícil explicar todas las estampas que conocemos de su buril. Diremos algunas de las más nombradas.

La [ estampa ] del san Bruno, que esta sobre la puerta de la hospedería de la cartuja del Paular en la calle de Alcalá de Madrid, trabajado por el escultor Pereyra: [ estampa ] la del milagro de san Isidro, pintado por Carreño, cuyo cuadro existe en la capilla del santo en la parroquia de San Andrés [ en la parroquia de San Iisdro ]: la [ estampa ] del que representa a san Pedro en las prisiones, pintado por Roelas, que esta en la parroquia de este santo apóstol en Sevilla. [ estampas de ] Los retratos de la reina doña Isabel Farnesio, del nuncio cardenal Valenti Gonzaga, de los médicos de cámara Cerbi y Martínez, y del primer cirujano Le Gendre: el de su sobrino don Nicolás Palomino presbítero: el del venerable fray Juan de Soto, religioso franciscano: el del padre Alonso Rodríguez, jesuita: el del venerable Dionisio cartujano: el de don Juan de Palafox con cinco figuras alegóricas; y los [ retratos ] de otros muchos varones.

Actas de la Academia de San Fernando

(Tomo IV, pp.27-29)


Consulta <Palomino Fernández de la Vega, Juan Bernabé> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Autores relacionados por Grupo PA[edit]