García Hidalgo, José

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
Jump to navigation Jump to search
José García Hidalgo
normal
Especialidad pintor
Cronología XVII-XVIII
Ciudad de trabajo Madrid, Italia, Murcia, (Castilla la Mancha) Guadalajara
Ubicación en el diccionario Tomo 2, Página 164, Letra Letra G, Grupo Grupo GA

García Hidalgo (don José) pintor. Sin embargo de las noticias que él mismo nos ha dejado impresas de su vida, no se sabe todavía en donde, ni en que año nació. Unos le hacen valenciano, se adelantan otros a afirmar que fue natural de Murviedro, lo que se desvanece con su propia aserción de que en aquel reino le llamaban el Castellano. Y hay quien sospecha que haya sido asturiano, fundándose sin duda en los apellidos, y para haberlo sido no obsta lo de castellano, porque suelen llamar así en Valencia a los que no son naturales de la corona de Aragón.


Si se atiende a las épocas de sus principios en la pintura, de sus viajes y de su residencia en Murcia, Roma, Valencia y Madrid, parece haber nacido por los años de 1656 sobre poco más o menos; y de haber sido de una familia ilustre lo manifiesta el escudo de armas que él mismo grabó en su cartilla de principios. No tendría más que catorce años cuando comenzó a dibujar en Murcia, adonde le llevarían sus padres, si no es que haya nacido en esta ciudad, pues vivía en ella el de 16o7 el pintor Francisco García, que pudo haber sido su padre. Fue su primer maestro el caballero Villacis y después Gilarte, ambos profesores muy acreditados, que le cimentaron en las reglas del diseño. Pasó de aquí a Roma a estudiar el antiguo las obras de los famosos pintores italianos, bajo la dirección de Jacinto Brandi; y no se desdeñaron de darle sus lecciones Pedro de Cortona, Salvatore Rosa y Carlo Marata al ver las buenas disposiciones y aplicación con que las recibía; pero la falta de salud le obligó a volver a España con harto dolor.


Aportó a Alicante, y deseoso de conocer los pintores valencianos y las obras de Joanes y de los Ribaltas se trasladó a Valencia. Se detuvo en esta capital siete u ocho años, acaso porque convendría aquel benigno clima a su quebrantada salud, concurriendo a la academia que tenían los forasteros en competencia de otra de los naturales; y como se juntasen ambas los días festivos en una de las aulas del convento de santo Domingo, sobresalía García entre todos los concurrentes, señalándole con el epíteto del Castellano. Pintó entonces algunos lienzos [ cuadros ] para particulares y los públicos que señalaré después.


Vino a Madrid antes del año de 1674 en que principió a pintar los cuadros del claustro de San Felipe el real [ convento de San Felipe el real de padres agustinos calzados en la calle Mayor ]; y aunque muy adelantado en el arte, no quiso separarse un punto de la dirección del pintor de cámara don Juan Carreño, trabajando a su lado como los demás discípulos. Pintó entonces un cuadro para el oratorio del rey, que fue muy celebrado de todos, menos de don Antonio Palomino, quien no podía sufrir los elogios que le hacían, ni la estimación en que le tenía Carreño. De aquí se originó la enemistad que había entre los dos, y el haberse encontrado más de una vez en lances pesados; pero García se hacia temible porque pasaba por valiente y diestro espadachín; y de aquí dimanó también no haber hablado de él Palomino en las vidas que escribió de los pintores en artículo separado, sino por incidencia en el de Conchillos, tratándole con dureza y tal vez con injusticia, lo que se extraña mucho de un escritor tan pródigo en elogios de los artistas.


Llegó don José a tener mucho crédito en la corte y muchas obras que pintar: de lo primero no es pequeña prueba haberle nombrado censor de pinturas públicas el santo tribunal de la Inquisición, el título de pintor de cámara que le dio Felipe V en 15 de octubre de 1703, y haber conseguido la cruz de la orden de san Miguel; y Palomino afirma lo segundo cuando dice: “Respecto de que este (Conchillos) se hallaba desocupado y García entonces en el auge de su fortuna, le dio que hacer a Conchillos algunos cuadros de su cuenta." Concluyó los veinte y cuatro lienzos historiados de la vida de san Agustín para el claustro del convento de San Felipe el real [ convento de San Felipe el real de padres agustinos calzados en la calle Mayor ] el año de 1711; y aunque esta obra esté en el día muy deteriorada, algún otro cuadro de ella mejor conservado publica el genio del autor, su inteligencia en la composición y otras máximas del arte. Se dice que en los últimos días de su vida se retiró a este convento, en el que falleció y fue enterrado. Y consta del archivo de la ciudad de Valencia haber estado en ella por los años de 1697 y 706 en que se le pagaron varias obras que pintó allí.


Manifestó su celo por el adelantamiento de la juventud en el diseño en una cartilla de principios y reglas que dibujó, grabó e imprimió el año de 1691: pone en ella ejemplos de diferentes simetrías del cuerpo humano: trata de la anatomía, de los varios modos de pintar, de la mezcla y composición de las tintas, del método que se debe tener en laenseñanza de este arte, y del modo de grabar al agua fuerte con muchas noticias curiosas de algunos artistas e ilustres aficionados que le precedieron en España. Las pinturas públicas que conocemos de su mano son las siguientes:


VALENCIA.


SAN JUAN DEL HOSPITAL.

-La batalla de Lepanto con varios santos en gloria, en un altar de su iglesia.


SAN ANDRÉS PARROQUIA.

- El cuadro de san José en su retablo.


SAN BARTOLOMÉ.

-El cielo de la capilla del santo sepulcro.


SANTO DOMINGO.

-Un lienzo grande en el refectorio que representa el santo fundador [ santo Domingo ]: santo Tomás de Aquino y san Jacinto en las puertas del trasagrario.


M0NJAS DE SANTA ÚRSULA.

-Los cuadros de las paredes en el presbiterio.


LA MISERICORDIA.

-El [ cuadro ] del altar mayor.


SAN AGUSTIN.

-El martirio del padre frayDiego Ortiz, en la portería.


MADRID.


CONVENTO DE LOS ÁNGELES [ CONVENTO DE NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES DE MONJAS FRANCISCANAS JUNTO A LA PLAZUELA DE SANTO DOMINGO ]

-San Pascual Bailón, colocado cerca del retablo de la Trinidad.


SAN FELIPE EL REAL [ CONVENTO DE SAN FELIPE EL REAL DE PADRES AGUSTINOS CALZDOS EN LA CALLE MAYOR ]

-Los veinticuatro lienzos del claustro bajo que representan los principales pasajes de la vida de san Agustín. Se dice ser retrato de su mujer la figura de una joven que está en el cuadro de los fieles que presentan alhajas al santo; y también se asegura que está el suyo [ Autorretrato ] en el que pintó varios caballeros de las órdenes militares.


SIGUENZA.


CATEDRAL.

-Un cuadro, cuyo asunto no tengo presente, [ cuadro ] colocado en un colateral de la parroquia, incorporada a esta santa iglesia [ catedral ].


SANTIAGO.


SAN AGUSTIN.

-El santo doctor [ san Agustín ] lavando los pies a Cristo en traje de peregrino, y santo Tomas de Villanueva dando limosna a los pobres.


GUADALAJARA.


MONJAS CARMELITAS.

-Un lienzo en la iglesia que representa el martirio de san Pedro Pascual

García Hidalgo, Palomino, Ponz.

(Tomo II, pp.164-169)

Consulta <García Hidalgo, José> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Autores relacionados por Grupo GA[edit]