Mitelli, Agostino

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
Jump to navigation Jump to search
Mitelli, Agostino
normal
Especialidad Pintor
Nacimiento 1609 Batidizzo (Bolonia, Italia)
Fallecimiento 1660 Madrid
Cronología XVII
Ciudad de trabajo Madrid, Roma (Italia)
Ubicación en el diccionario Tomo 3, Página 142, Letra Letra M, Grupo Grupo ME
Referencia bibliográfica *"Museo del Prado", en Mitelli, Agostino. Accesible en: https://www.museodelprado.es/recurso/mitelli-agostino/9d6e0aac-7a9a-427d-b194-35090fbafde3 (consultado en 15/10/2021)


Metelli [ Mitelli ] (Agustín [ Agostino ]) pintor. Nació en Bolonia el de 1609, y pasó su primera edad en los obradores de los más miserables pintores de su país, ocupado en las groseras operaciones del arte, pero alegremente y buscando siempre una profesión que le llamaba. Por último consiguió entrar en la escuela de Jerónimo Curti, llamado el Dentone, que había corrido la misma suerte en su juventud.

Observando este su talento y disposición y los progresos que hacia en pintar al fresco, arquitectura y adornos, y al mismo tiempo el manejo y gusto de Miguel Colona, otro discípulo suyo, en las figuras e historia también al fresco, dispuso que ambos comenzasen a pintar en compañía cuanto se presentase. Inmediatamente se convinieron y principiaron a manifestar su respectiva habilidad en el palacio del cardenal de Santa Cruz, legado del Papa en Bolonia. Pasaron de aquí a Florencia a concluir lo que no había acabado Juan de San Giovanni en el palacio Pitti, y restituidos a Bolonia pintaron muchas obras que su reputación les tenía preparadas. El cardenal Juan Carlo les hizo volver a Florencia a pintar el ¿palacio de su jardín?: estuvieron en esta corte y en sus cercanías hasta el año de 1649 que el duque de Módena los obligó a que adornasen su palacio de Sasuolo.


Ya hemos dicho en el artículo de Miguel Colona que don Diego Velázquez de Silva los visitó este mismo año en Bolonia, y que prendado de sus obras y del modo franco y desembarazado de ejecutarlas, los convidó con el servicio de Felipe IV, que no aceptaron hasta el de 58, llamados de tercera vez de orden de este soberano. También hemos referido en el propio artículo de Colona el obsequio con que fueron tratados en Madrid, la habitación que se les señaló, las pagas que se les hacía por mano del mismo Velázquez, todas las obras que ejecutaron hasta la muerte de Metelli [ Mitelli ], acaecida el año de 1660 en esta corte.

Enterrado con gran pompa en el convento de la Merced Calzada [ Convento de Nuestra Señora de las Mercedes de padres mercedarios calzados, en la plazuela de los remedios ] el día 3 de agosto, se escribieron muchos versos en su elogio, y don Juan de Alfaro, jóven entonces de veinte años, compuso este epitafio.

D. M. S.

Agustines Mitelli, Bononiensis pictor,

Praeclarus naturae aemulus admirandus

Ac perspectiva incomparabilis, cujus manus

Prope vivebant imagines, ipsa invida

Occubit Mantuve Carpentana, postridie

Kalendas agusti, anno M.DC.LX.

H. S. E. S. T. T. L.

Colona envió el retrato de [ Mitelli ] su amigo a la academia de San Lucas de Roma, de la que era individuo, y s ecolocó enfrente de los Carracis, y debajo escribieron estos versos:

Praxitelem vicit: nec non si vicit Apellem

Mens illi duplex, destra nec una fuit

Pocos pintores ha habido que poseyesen la arquitectura como Metelli [ Mitelli ]. Le era tan familiar, que todo arquitecto reformaba sus planes al oír su dictamen. Aunque inferior a su compañero en las figuras le excedía en el colorido y en el adorno. La lectura y la caza eran su único recreo: la primera le formó un gusto delicado sobre los mejores poetas; y la segunda le quitó la vida. Aquella le obtuvo el título de académico de Galeati en Bolonia, enviando versos suyos y una decoración para el teatro de la academia, en el que sus individuos representaban sus propias composiciones; y esta le robaba las madrugadas y tardes, ocupándolas en subir y bajar los cerros inmediatos a Madrid, de lo que se le originó una fiebre en el mes de julio, que no pudo cortar la sangría.

Se entretuvo también en grabar al agua fuerte con gracia y estilo arrogante y pintoresco varios asuntos y adornos de utilidad de los fresquistas, estuqueros, plateros y de otros artistas. Publicó el año de 1645 cuarenta y ocho trozos de las columnas que están en Bolonia en el famoso pórtico Gozzadini, ahora de los padres teatinos, que dedicó al condestable Héctor Chislieri: veinticuatro estampas de su invención, de cartelas, armas, tarjetas, cartones, follajes [ motivos vegetales ] y otros adornos, dedicada al conde Zambecari; y doce escudos tocados con espíritu y valentía. También grabó la estatua de san Felipe Neri del Algardi, sostenida por un ángel, que está en la sacristía de los padres del oratorio en Roma, y algunas caricaturas de Estéfano della Bella. Fueron sus mejores discípulos el Santi, el Alberosi, Monticelli y otros; sus dibujos son muy apreciables y están lavados con tinta de china y tocados con ligeros golpes de pluma.

Malvasía, Diccionario pictórico, Un Incognit., Palomino, Ponz.

(Tomo III, pp.142-145).

Consulta <Mitelli, Agostino> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Autores relacionados por Grupo ME[edit]