Ribalta, Juan de

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
(Redirected from Ribalta, Juan)
Jump to navigation Jump to search
Ribalta Juan de
normal
Especialidad Pintor
Nacimiento 1596-1597 Madrid
Fallecimiento 1628 Valencia (Comunidad Valenciana)
Cronología XVI-XVII
Ciudad de trabajo Valencia (Comunidad Valenciana)
Ubicación en el diccionario Tomo 4, Página 179, Letra Letra R, Grupo Grupo RI


Ribalta (Juan de) pintor, hijo y discípulo de Francisco, nació el año de 1597. Fueron tales su genio y disposición para la pintura, que a los dieciocho años de edad pintó el gran cuadro de la crucifixión del Señor [ Cristo ], que esta en la primera capilla del lado de la epístola en la iglesia del monasterio de San Miguel de los Reyes extramuros de Valencia. Así lo asegura su firma, pues de otro modo no se pudiera creer, y dice así: Joannes Ribalta pingebat et invenit I8 aetatis suae anno I6I5. Y consta en el archivo de este monasterio que se le dieron 70 libras en parte de pago por este lienzo y por el de san Bernardo que esta en la capilla de en frente, pintado por su padre. Es excelente el cuadro de la crucifixión: tiene corrección de dibujo, actitudes difíciles, nobleza de caracteres, buena composición, y un agradable y fresco colorido. Apenas se distinguen las obras del padre y del hijo, y en Valencia hay muchas que se dicen de los Ribaltas, sin atreverse los profesores a decidir de cual de los dos sean. Con todo Juan era más suelto en los pinceles que Francisco y se hallan algunos lienzos del primero que por el desembarzo con que están pintados, se han reputado de Esteban March, o de algún otro de los modernos que pintaron sin detención y sin el mayor estudio en los contornos.

Lope de Vega, que conocía su mérito, le llamó en la advertencia que precede a las Rimas de Tomé de Burguillos, pintor famoso entre los españoles de la primera clase. También fue poeta, y se distinguió el año de 620 con sus versos en las fiestas de la beatificación de santo Tomás de Villanueva, que celebró la ciudad de Valencia, con los que consiguió un premio de unas medias de seda, como cantó don Gaspar de Aguilar en un vejamen que compuso entonces, diciendo:

Por ser la primera vez

Llevara Juan de Ribalta

Las medias, aunque merece

Mas que enteras alabanzas.


Su muerte fue gran pérdida para el arte de la pintura, porque sobrevivió muy poco al padre, falleciendo joven en el mismo año; y fue enterrado en la parroquia de San Juan del Mercado de Valencia el martes 10 de octubre de 628, como consta al folio 205 del libro Actes funerals de este año. ¡Cuantas excelentes obras hubiera dejado en aquel reino si se hubiera retardado su muerte, cuando a la edad de solos treinta y un años. le enriqueció con las que han quedado de su mano!

don Diego de Vich, muy aficionado a las letras y a las bellas artes, le ocupó algún tiempo en pintar una colección de retratos de los más ilustres varones valencianos en santidad y letras; que no pudo acabar, dejando solo treinta y uno. Existen en la librería del monasterio de la Murta de San Jerónimo, a quien los donó el citado caballero el año de 641, y más adelante su hacienda, disponiéndolo así en su testamento, otorgado ante Pedro Juan Ferrer, notario, y que fuese enterrado en el mismo monasterio el día 151 de abril de 1657. Representan los treinta y un retratos a Luis Vives, Ausias March, Pedro Juan Núñez, Jaime Ferruz, don Jusepe Esteban, el padre Benito Pereyra, Jerónimo Muñoz, Francisco Jerónimo Simón, Jaime Falcó, don Juan Plaza, don Honorato Juan, Francisco Tárrega, Pedro Juan Trilles, Jaime Roig, Francisco Collado, el doctor Miguel Salón, el doctor Agustín Martí, Gaspar de Aguilarcon un Virgilio en la mano, don Guillen de Castro, don Baltasar Marrades vestido de malla, Gaspar Sapena lo mismo, un maestro de capilla del colegio del Patriarca que se sabe era Juan Bautista Comes, Calixto III, el beato Nicolás Factor, san Luis Bertrán, san Vicente Ferrer, san Bernardo martír, san Francisco de Borja, Alejandro VI, don Fernando de Aragón, y Federico Furió Ceriol. El mismo don Diego dio también a este monasterio otras pinturas de mano de Juan de Ribalta, que representan a san Pedro, san Diego, el buen Ladrón, san Agustín, san Sebastián, san Isidro, un plato de uvas, y unos pícaros jugando a los naipes [ cartas ], como también el santa Cecilia, pintado por ambos Ribaltas; y todos existen en el propio monasterio.

Son mano de Juan el san Elías y el san Eliseo que están en el retablo de la comunión en el convento del carmen calzado de Valencia, a los que don Antonio Ponz llamó san Pedro y san Pablo. y atribuyó a Esteban March: un crucifijo [ Cristo crucificado ] en el coro de las dominicas de santa Catalina de Siena en la misma ciudad, en competencia del [ Cristo ] que pintó su padre para el retablo mayor: las virtudes que están pintadas en el cuadro de la [ Inmaculada ] Concepción, colocado en el crucero de la capilla del Rosario en el convento de santo Domingo de Valencia; y otros muchos [ cuadros ] de caballete que poseen los aficionados de esta ciudad.

Jusepe Martínez, Archivo de la Murta y el de la Parroquia de San Juan de Mercado, Lope de Vega, Jerónimo Martínez, Palomino, Ponz, Noguera. Orellana.

(Tomo IV, pp. 179-182)

Consulta <Ribalta, Juan de> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Autores relacionados por Grupo RI[edit]