Salamanca, Cristóbal

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
Jump to navigation Jump to search
Salamanca, Cristóbal
normal
Especialidad Escultor
Nacimiento
Fallecimiento
Cronología XVI
Ciudad de trabajo Barcelona, Tortosa (Tarragona, Cataluña)
Ubicación en el diccionario Tomo 4, Página 293, Letra Letra S, Grupo Grupo SA


Salamanca (Cristóbal) escultor, reputado en su tiempo, el más feliz para las bellas artes españolas, por uno de los mejores profesores del reino, y residió en el principado de Cataluña donde se encuentran sus obras. Trabajó por los años de 1578 la sillería del coro del monasterio de Montserrat: es de maderas escogidas y contiene excelentes bajos relieves en los respaldos de las sillas, que representan misterios de la vida de Cristo y otros asuntos sagrados. Tambien ejecutó con inteligencia las rejas de la capilla mayor, y se le atribuyen unas puertas de la sala, llamada de la Colación, un crucifijo [ Cristo crucificado ] en la capilla de santa Gertrudis y otras cosas de buen gusto que hay en aquel monasterio.

Algunos han reparado en el bajo relieve que está en una de las sillas del coro de Montserrat, que representa la tentación del Señor [ Cristo ] en el desierto, por estar Satanás con hábito y capilla de fraile, atribuyéndolo a capricho, crítica o ligereza del artista contra los regulares; pero no es así, sino haber seguido Salamanca la costumbré que antes y entonces tuvieron los pintores y escultores de representar de este modo al maligno tentador. Así le pintó en este mismo pasaje Peregrino Tibaldi en el claustro principal del monasterio del Escorial y otros muchos antes que estos dos profesores.


De la autoridad que tienen estos ejemplares no es pequeña prueba lo que cuenta Henrico Cornelio Agripa en su tratado de Van¡tate scientiarum, que disputando los ermitaños de san Agustin con los canónigos regulares, si el santo doctor había usado de estola negra sobre túnica blanca, o de blanca sobro negra, determinó el papa que decidiesen la cuestion los pintores y escultores con arreglo a las pinturas y estatuas antiguas. El mismo Agripa añade, que deseando averiguar el orígen de la cogulla monacal, y no hallando luz en la escritura, recurrió a los claustros y pórticos de los monasterios, y dice que le encontró en este pasaje de la tentación, Se obtulit cucullatus diabolus.... Christum tentans in deserto. Hemos citado este escritor, no para deducir, como él intentó, que el diablo haya sido el inventor de la cogulla o capilla, sino para hacer ver que mucho antes del año de 1531 en que escribió, se representaba al demonio en este traje, y para poner a cubierto a Salamanca de la sátira que se le quiere atribuir, pues no ha sido tal su intención, sino imitar a sus antecesores en el trajee, que es una de las reglas de su profesión.


Tambien trabajó la sillería del coro de la santa iglesia [ catedral ] de Tortosa, que comenzó el año de 588 y acabó en el de 93. Forman las sillas altas un gracioso cuerpo de arquitectura con columnas, en cuyos respaldos hay santos y santas de bajo relieve que tienen buenos caracteres, actitudes airosas, correcto dibujo y expresión. Costó la hechura, sin contar las maderas, 5,500 libras jaquesas.

Archivos del Monasterio de Montserrat y de la Catedral de Tortosa.

(Tomo IV, pp. 293-295)

Consulta <Salamanca, Cristóbal> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Autores relacionados por Grupo SA[edit]