Carducho, Vincencio (Carducci, Vincenzo)

From Diccionario Interactivo Ceán Bermúdez
Jump to navigation Jump to search
Carducho, Vincencio (Carducci, Vincenzo)
normal
Especialidad Pintor
Nacimiento h. 1574 Florencia (Italia)
Fallecimiento 1638 Madrid
Cronología XVII
Ciudad de trabajo Madrid, El Escorial, Rascafría, Alcalá de Henares (Comunidad de Madrid), Valladolid (Castilla y León), Valencia (Comunidad Valenciana), Toledo (Castilla la Mancha), Córdoba (Andalucía)
Ubicación en el diccionario Tomo 1, Página 245, Letra Letra C, Grupo Grupo CA
Referencia bibliográfica *M. Moralejo Ortega, "Real Academia de la Historia, DB-e", en Vincenzo Carducci. Accesible en: http://dbe.rah.es/biografias/15770/vincenzo-carducci (consultado en 28/05/2021)


Carducho (Vincencio) [Carducci, Vincenzo] pintor y natural de Florencia. Le trajo consigo a España su hermano Bartolomé el año de 1585 de muy corta edad, pues él mismo confiesa en sus Diálogos, que apenas se acordaba de lo que había en su patria, por lo que, añade en otra parte, y por haber tenido su educación en la corte de España, se reputaba justamente por natural de Madrid.

Tuvo su primera enseñanza del arte en el Escorial a vista de tan buenos modelos. Su hermano procuró educarle en la solidez de sus principios y con el ejemplo de sus obras, por lo que hizo grandes progresos: le llevó consigo a Valladolid, y aquí fue donde manifestó su habilidad públicamente por la primera vez, en unas batallas para el tocador de la reina, en unas perspectivas para el salón de las comedias del palacio de aquella ciudad, y en otras obras que señalaré adelante.

Volvió la corte a Madrid el año de 606; y Felipe III contó con él para trabajar en el palacio del Pardo con los mejores pintores del reino. Tócale pintar el fresco de la bóveda de la capilla, y figuró en el medio un altar con el Santísimo Sacramento, y en lo alto la beatísima Trinidad con la Virgen, san Juan Bautista y muchos ángeles: más abajo los santos Gregorio, Agustín, Tomás de Aquino, y otros que se distinguieron en escribir de este augusto Sacramento: cuatro historias del testamento antiguo [ Moisés, ] alusivas a él en los cuatro ángulos; y en ocho triángulos los doctores de la iglesia griega y latina [ latina: san Ambrosio, san Gregorio Magno, san Agustín y san Jerónimo; griega: san Atanasio, san Juan Crisóstomo, san Basilio Magno y san Gregorio Nacianceno ], con muchos serafines, molduras, cartelas y festones dorados de estuco.

Entonces fue cuando recibió el fatal golpe de la muerte de su hermano, y cuando el rey le nombró su nombró su pintor en 28 de enero de 1609 en los mismos términos y con el mismo sueldo que lo había sido Bartolomé, mandándole pintar la galería que había encargado a su hermano; pero en lugar de las hazañas de Carlos V representase ciertos pasajes de la historia de Aquiles.

Habiendo acordado la cartuja del Paular [ Real Monasterio de Santa María de El Paular, Rascafría (Madrid) ] que se adornase el claustro grande con buenos cuadros, los encargó a Vincencio, y de comenzar a pintarlos celebraron escritura el prior y Carducho en Madrid el día 29 de agosto de 1626 ante el escribano pedro de Aleas Matienzo con doce condiciones, que en ella se insertaron, siendo las principales que Vincencio había de pintar los cuadros en Madrid en cuatro años, contados desde la citada fecha, dando catorce concluidos en fin de cada uno: que a su costa había de ir al Paular a colocar en su sitio los de la primera remesa: que todos habían de ser de su mano: que después de tasados por dos profesores, Carducho ofrecía ceder a la comunidad la cuarta parte de la tasación; y que se satisfaría en cada un año de los cuatro 1500 ducados a buena cuenta.

Cumplieron ambas partes esta contrata, y Vincencio dio concluidos cincuenta y cinco lienzos [ cuadros ] de esta forma: veintisiete que representan varios pasajes de la vida de san Bruno, desde su conversión hasta su sepultura [ Conversión de San Bruno, San Bruno renuncia a la Mitra, ]: otros veintisiete que representan martirios de monjes [ Martirio de los padres Rotschester y Walworth, Aparición Virgen, ] y sucesos de diferentes venerables [ Milagro del albañil, ] de aquella religión; y el que resta contiene dos escudos de armas, al lado derecho el de las del rey, y al izquierdo el de las del instituto cartujano: aquel está adornado por con un festón de frutas y flores, y este con los instrumentos de la pasión; y los acompañan dos ángeles o genios desnudos, cada uno con su trompeta en la boca.

Todos tienen figuras del tamaño del natural, bien que hay algunos que representan dos actos o escenas, y entonces el que está más lejos tiene figuras más pequeñas, como corresponde. Aunque los hay pintados de pura práctica, se conoce que los más están por el natural, así en los desnudos, como en los paños. Se nota en todos gran fecundidad en la invención, y buen desempeño en la composición por el contraste de los grupos y buena elección de los instantes. Se ve el estudio que había hecho de la anatomía, y cuanto se había esmerado su hermano en enseñarle el acorde de los colores. Aseguran en el monasterio que Vincencio se retrató a sí mismo [ autorretrato de Vincencio Carducho ] en la figura que está a la cabecera de padre don Odón de Novara tendido en actitud de expirar, representado en el cuadro 35 de esta colección; y del 43, que figura al famoso padre Dionisio Cartujano, hay estampa grabada por Palomino omitiendo la Gloria del Padre eterno y algún otro accidente. Los examiné con reflexión el año de 780 por espacio de quince días, y formé un cuaderno de lo que cada cuadro representa, tomado de un manuscrito original que dieron a Carducho para pintar los asuntos, y añadí a cada uno una descripción pictórica, que a no ser difuso le copiara en este lugar.

Palomino dice, que habiéndose aficionado Carducho a las obras del cartujo Cotán, que había visto en aquel monasterio, hizo un viaje a Granada, donde residía; y que le conoció al instante que le vio en la comunidad, sin que nadie le dijese quien era, por la analogía de su semblante con sus pinturas.

También cuenta el mismo autor otro viaje que hizo Vincencio a Valencia, movido por la curiosidad de ver las pinturas de Francisco Ribalta; y que la Cena que éste pintó para el colegio del Patriarca de aquella ciudad, tomó mucha parte para la [ Última Cena ] que ejecutó en el convento de las monjas de la Carbonera [ convento del Corpus Christi ó de la Carbonera, de monjas Jerónimas enla plazuela del Conde de Miranda ] en Madrid, y en efecto son muy parecidas.

Antes de pintar Carducho para el Paular, había pintado al fresco con Eugenio Cajés la capilla de nuestra señora [ virgen ] del Sagrario de la catedral de Toledo, por lo que les pagaron 6500 ducados, y entonces pintó Carducho el martirio de san Andrés, y Cajés el de san Pedro, que están en la antesala de la sacristía de la misma santa iglesia [ catedral ].

Además de las obras que señalaré al fin, pintó Vincencio otras muchas, cuyo destino, o existencia se ignoran. Tales eran los cuadros del retablo de San Antonio de los Portugueses [ hospital de San Antonio de los Alemanes, vulgo los Portugueses, en la corredera Baja de San Pablo ] en Madrid, el del refectorio del convento antiguo de san Francisco [ convento de San Francisco, vulgo San Francisco el Grande, de padres Franciscanos frente a la carrera de San Francisco ], una santa Catalina mártir en la parroquia de Santa Cruz [ en la calle de Atocha junto a la plazuela de la Provincia ], y otra de la que ya no hay memoria.

Palomino añade, que fue quien litigó con Angelo Nardi la inmunidad de la alcabala de la pintura, cuyo pleito se ejecutorió en 1633; y como los dos profesores fueron perseguidos después por la real hacienda, o sus arrendadores, mandó Felipe IV por real cédula fecha en Madrid a 8 de septiembre de 637, que no los molestasen, queriendo exigirles donativo o servicio alguno, ni poniéndolos en el gremio de pintores, por corresponder a la junta de obras y bosques, de la que dependían.

Con estas y otras satisfacciones, que consiguió con su mérito y habilidad vivió tranquilamente hasta el año de 1638, que fue enterrado en la capilla de la tercera orden de san Francisco de Madrid [ frente a la portería del convento de San Francisco, vulgo San Francisco el Grande, frente a la carretra de San Francisco ] a los sesenta de edad, en la que había dado pruebas de devoción con la frecuente asistencia a sus ejercicios.

Lope de Vega Carpio compuso en su alabanza el siguiente soneto.

Si Atenas tus pinceles conociera,
¡Que poca gloria a Apolodoro
Ni el pario mármol ilustra el oro
El nombre a Zeuxis, que a tus obras diera!

Parrasio en la palestra se rindiera,
Como en el grave estilo Metrodoro
Ni pluma se atreviera a tu decoro
Sólo pintarte tu pincel pudiera

Bien puden tus colores alabarse,
Y el arte de tu ingenio peregrino,
Cuanto puede imitar docta cultura:

Que si el cielo quisiera retratarse,
Sólo fiara a tu pincel divino
La inmensa perfección de su hermosura

A ningún profesor debe tanto la pintura española como a Carducho: nos enseñó la teoría de este arte en sus Diálogos, que imprimió en Madrid el año de 1633, que es el mejor libro que tenemos sobre la pintura en castellano: la práctica en las muchas y buenas obras que pintó, que son otros tantos modelos por donde pueden estudiar los jóvenes: defendió sus derechos y prerrogativas en los tribunales; y promovió su enseñanza en muchos y buenos discípulos, cuales fueron Félix Castellano, Francisco Fernández, Pedro de Obregón, Bartolomé Román y Francisco Rizi, que la propagaron hasta nuestros días.

Sus dibujos [ demonio, expulsión, ] andan en poder de los profesores: los hay de los que hizo para los cuadros del Paular, y yo conservo dos de ellos sobre papel pardo tocados con clarión [ Sagrada Familia, ]. Los hacia también en papel azulado con lápiz negro, y otros en papel blanco. También conservo con estimación dos estampas que grabó al agua fuerte, que representan la muerte de Abel, y un santo penitente. Los cuadros públicos que se conocen de su mano son los siguientes:

VALLADOLID

Convento de San Pablo

-La virgen del Rosario, santo Domingo, otras figuras y un personaje de rodillas en un ángulo del claustro.

Franciscos descalzos

-El cuadro principal del altar mayor, que representa a San Diego.

Descalzas Reales

-La asunción de [ la Virgen ] nuestra Señoraen el retablo mayor.

SALAMANCA

Capuchinos

-San Francisco con Cristo y la Virgen en lo alto, y varios santos en primer término: cuadro grande de mucha composición, colocado también en el altar mayor.

VALENCIA

Colegio del Corpus Christi

-El ángel de la guarda en un altar de la iglesia

PAULAR

Cartuja

-Los citados cincuenta y cinco cuadros en el claustro: la anunciación de la Virgen y la degollación del [ san Juan ] Bautista en los dos altares del coro de los legos: un santo Cristo en la capilla de san José: un crucifijo [ Cristo crucificado ] en la celda prioral; y un san Bruno de medio cuerpo en la portería.

TORRELAGUNA

Parroquia

-El cuadro de la asunción de la Virgen en su capilla, y el martirio de un santo en otra.

TOLEDO

Catedral

-La citada pintura al fresco de nuestra Señora [ virgen ] del Sagrario, que retocó o pintó de nuevo don Mariano Maella, por estar deteriorada. Una Anunciación en un poste cerca de la capilla Mozárabe; y el referido san Andrés en la antesacristía

Ermita del Ángel

-En el retablo un cuadro de mucha composición, que representa a la Virgen acompañada de san Francisco, el ángel de la guarda y otras figuras alegóricas.

CASARRUBIOS

Santa María, parroquia

-Un cuadro de la asunción de [ la Virgen ] nuestra Señora en la pared del crucero.

GUADALUPE

Monasterio de Jerónimos

-Pintó con Eugenio Cajés el año de 618 los lienzos de los intercolumnios del retablo mayor, que representan la anunciación de [ la Virgen ] nuestra Señora, la natividad [ de Cristo ] del Señor, la adoración de los Reyes [ epifanía ], la Ascensión, la asunción de la Virgen, y la venida de Espíritu Santo. Los del lado del evangelio son de mano de Carducho, y junto al tabernáculo hay otros cuadros pequeños de ambos profesores, y por todos les pagaron 2,000 ducados.

MADRID

Buen Retiro

-En el salón de los reyes tres cuadros que representan la expugnación de Reifelt, el Socorro que el duque de Feria llevó a Constanza, y una victoria ganada por don Gonzalo de Córdoba; y en la habitación del alcaide el retrato del rey Ataulfo.

San Sebastián [ Parroquia, en la calle de Atocha ]

-El martirio del santo [ san Sebastián ] y un calvario.

Santo Tomás [ Convento de Santo Tomás de padres dominicos en la calle de Atocha ]

-Una Concepción [ Inmaculada ] en la sacristía

Merced calzada [ Convento de Nuestra Señora de las Mercedes de padres calzados en la plazuela de los Remedios ]

-Cristo a la columna en un oratorio de un ángulo del claustro principal

Trinidad calzada [ Convento de la Santísima Trinidad de padres trinitarios calzados en la calle de Atocha ]

-En la sala De profundis un cuadro que representa dos religiosos trinitarios puestos en unas mazmorras.

San Gil [ Convento Real de San Gil, de la reforma de San Francisco, junto al Palacio Real ]

-El cuadro grande del altar mayor que figura al santo titular [ san Gil ] en trono de nubes con acompañamiento de ángeles: los de la Concepción [ Virgen con el Niño ] y de san Antonio [ San Antonio con el Niño ] en los colaterales; y un Cristo á la columna en un ángulo del claustro.

Monjas de la Carbonera [ Monasterio del Corpus Christi o de La Carbonera, de monjas jerónimas en la plazuela del Conde de Miranda ]

-El cuadro de la [ Última Cena ] en el retablo mayor. Otros dos pequeños en los intercolumnios. Algunos santos en los pedestales.

Monjas de Constantinopla [ Convento de Constantinopla de monjas franciscanas en la calle de La Almudena ]

-Dos santos de las órdenes de san Francisco y de santo Domingo junto al coro.

Capuchinas [ Convento de monjas capuchinas en la plazuela de las Capuchinas ]

-El lienzo grande del retablo mayor, que contiene el Santo Cristo de Burgos, San Francisco y Santa Clara.

Concepción Jerónima [ Convento de monjas jerónimas en la calle de la Concepción Jerónima ]

-El martirio de san Esteban en una capilla.

Santo Domingo [ Convento de Santo Domingo el Real de monjas dominicas en la plazuela de Santo Domingo ]

-El cuadro de santo Domingo in Soriano y las pinturas del retablo de la Concepción

El Rosario [ Convento del Rosario de padres dominicos en la calle ancha de San Bernardo ]

-El sueño de san José y san Antonio de Padua mandando a un muerto que declarase la inocencia de su padre condenado á horca.

San Ildefonso [ Anexo de la parroquia de San Martín, en la plazuela de San Ildefonso ]

-La venida del Espíritu Santo en una capilla cerca de la sacristía.

Santa Bárbara [ Convento de Santa Bárbara de padres mercedarios descalzos junto a la Puerta de Santa Bárbara ]

-Las pinturas del altar mayor; y las de san Ramón y de san Pedro Armengol, que están en la sala capitular, y antes en los colaterales.

Espíritu Santo, clérigos menores [ Convento del Espíritu Santo de clérigos menores en la carrera de San Jerónimo ]

-La venida del Espíritu Santo en el coro, a espaldas del altar mayor

San Felipe el Real [ Convento de San Felipe el Real de padres agustinos calzados en la calle Mayor ]

-Las pinturas que están en el altar de la primera capilla del lado del evangelio

La Encarnación [ Convento de la Encarnación de monjas de San AGustín en la plazuela de la Encarnación ]

-Este misterio [ mistrio de la Encarnación ] en el altar mayor; y en los colaterales san Felipe y santa Margarita.

Trinitarios descalzos [ Convento de Jesús Nazareno de padres trinitarios descalzos en la plazuela de Jesús ]

-Los cuadros del retablo principal y los de los colaterales; y otros en el cuerpo de la iglesia relativos a la vida de san Juan de la Mata [ Nacimiento de San Juan, San Juan se despide de sus padres, Renuncia al doctorado, Ordenación, Confirmación de la Orden Trinitaria, Entrega de Cartas, Regreso con los liberados, Curación endemoniado, Regreso de San Juan con su capa, Tránsito ], y de san Félix de Valois [ Encuentro con San Juan, Visión del Papa Inocencio III ].

San Francisco [ Convento de San Francisco, vulgo San Francisco el Grande, frente a la carrera de San Jerónimo ]

-En una pieza á mano derecha a la entrada del claustro un san Juan Bautista predicando en el desierto; es una de sus mejores obras, y está firmado en 1610. Dos cuadros en la sacristía: uno representa a san Francisco adorando a la Virgen; y el otro la concesión del jubileo de la Porciúncula. En la pieza del lavatorio una Virgen en gloria con muchos ángeles y en el primer término mancebos tocando instrumentos. En un ángulo del coro alto una Concepción con muchos ángeles y diablos á los pies; y en un pasillo que va á la sacristía san Francisco en la zarza, los demonios huyendo y una gloria en lo alto. En la capilla de la Orden tercera la impresión de las llagas, y san Francisco sacando las ánimas del purgatorio.

CÓRDOBA

Catedral

-El cuadro de san Eulogio en una capilla hacia el patio de los naranjos.

ALCALÁ DE HENARES

La Magistral

-Un san Jerónimo en un capilla con esta inscripción: Vincencius Carducho hic vital non opus finit 1638.

TOMO VI. SUPLEMENTO.

Carducho (Vincencio) pintor. Parece que ya no existe, como se dijo en su artículo, el cuadro grande del retablo mayor de los capuchinos de Salamanca: y aunque entonces se aseguró que don Mariano Maella había retocado o pintado de nuevo el fresco de la capilla de nuestra señora del Sagrario en la catedral de Toledo, pintado antes por Carducho, no es así, pues lo que hizo de nuevo el señor Maella fue en el ochavo o relicario de la misma santa iglesia [ catedral de Toledo ] que habían pintado en el siglo XVII don Juan Carreño y don Francisco Rizi. También se dijo en el citado artículo que una Anunciación de Carducho estaba en un poste de la propia catedral, cerca de la capilla mozárabe, y ahora existe en otro poste casi enfrente de la puerta-llana.

Junta de Obras y Bosques, Archivo de la Catedral de Toledo, Archivo del Monasterio de Guadalupe, Archivo del Paular, Carducho, Pacheco, Palomino, Ponz, Noticias de Toledo.

(Tomo I, pp.245-256. Tomo VI, p.64)

Consulta <Carducho, Vincencio (Carducci, Vincenzo)> en el libro[edit]

Cargando libro ...

Autores relacionados por Grupo CA[edit]